La laguna del Cañizar de Villarquemado

2/2/2017

Hoy se celebra el Día Mundial de los Humedales, así que creo que es buen momento para contarte que muy cerca de Aguatón tenemos un par de espacios lacustres que merecen una visita si te gusta el turismo de naturaleza: la laguna de Gallocanta y la laguna del Cañizar. La reserva natural de la laguna de Gallocanta se encuentra en el límite de las provincias de Teruel y Zaragoza y está considerada como una de las mayores lagunas de agua salada de Europa. La importancia de esta zona radica en ser lugar de paso de aves migratorias entre el norte de Europa y África. Durante el invierno es fácil ver miles de grullas cerca del humedal. Y no tan cerca también: es habitual ver bandadas volando por todo el noroeste de la provincia de Teruel (también por Aguatón) o comiendo en los rastrojos del valle del Jiloca. Otro día te hablaré más de Gallocanta. Es un enclave de primera magnitud, pero hoy prefiero centrarme en el que tenemos más cerca de Aguatón: la laguna del Cañizar de Villarquemado.

En menos de un cuarto de hora de coche te plantas en Villarquemado y para acercarte a la laguna solo hay que bajar por la calle principal (la calle Larga), salir del casco urbano por un camino asfaltado que es ruta habitual de paseo de la gente del pueblo, y cruzar el puente de la vía del tren. Es curiosa la historia de la laguna del Cañizar. Villarquemado ha tenido de siempre un problema: el término municipal es muy pequeño para la población que reside. Hoy en día ya no es un gran problema porque la agricultura y la ganadería extensiva han dejado de ser la actividad principal de muchos de sus habitantes, pero durante siglos la gente veía el humedal del Cañizar como una solución a la falta de tierras. Ya se intentó desecar la laguna durante la Edad Media, mas todos los intentos eran vanos. En el siglo XVIII, el ingeniero italiano Domingo Ferrari consiguió domar las aguas gracias a la construcción del canal conocido como Acequia Madre, que divide la laguna del Cañizar en dos partes. Los prados de los pueblos situados al norte de Villarquemado (Torremocha, Torrelacárcel y Alba) también se consiguieron drenar con los planes de Ferrari.

Durante siglos, las gentes aprovecharon el espacio como tierras de cultivo y lograron regar una extensa zona gracias al agua de la laguna del Cañizar. Con la entrada del siglo XXI, las cosas comenzaron a verse de otra manera. José Carlos Rubio, geólogo de Torremocha de Jiloca, comienza a estudiar el lugar y consigue que las instituciones tomen conciencia de la existencia de un espacio medioambiental de importancia. Aun recuerdo cuando José Carlos y yo éramos estudiantes universitarios, durante un verano, y me dijo algo así como "vas a ver todo este llano inundado, porque voy a hacerlo yo". Yo no sabía muy bien a qué se refería y pensaba que aquello era fruto de una imaginación desbordante. Ahora ya soy consciente y me alegra que por entonces José Carlos fuera tan cabezón con este asunto.

La mejor época para visitar la laguna es ahora, siempre y cuando te apasionen las aves. En octubre ya empiezan a llegar las primeras migraciones. En estos momentos puedes contemplar todo tipo de patos nadadores sin dificultad. Y, por supuesto, grullas y muchos otros pajarillos de menor tamaño. No soy un experto en fauna salvaje, así que no voy a dármelas de entendido. Conforme va pasando la primavera es normal que la laguna del Cañizar vaya quedándose casi sin agua y para el visitante medio pierde atractivo. Como muestra, la foto que acompaña este texto, tomada en pleno mes de agosto. Pero para ti, amante del turismo de naturaleza, eso no es un problema. Lo sé.


Los apartamentos Fuentes de la Hoz, en Aguatón

 

Habitación de matrimonio del apartamento La Calzada

 
Aguatón se encuentra en una localización privilegiada, a más o menos media hora de camino en coche tanto de Teruel como de Albarracín. Los apartamentos Fuentes de la Hoz toman el nombre de dos manantiales que desaguan al barranco de la Hoz: La Calzada y la Fuente Vela. Desde todas las ventanas de los apartamentos te podrás asomar al Regajo, como llamamos aquí al riachuelo que pasa al lado del pueblo. Cada apartamento tiene capacidad para cuatro personas y dispone de cocina-comedor, baño y dos habitaciones.

 APARTAMENTOS FUENTES DE LA HOZ